Secta Moon, a modo de introducción

Actualizado 12 de noviembre, 2020

1.  Secta Moon, a modo de introducción
.   Colegio San Ignacio, Concepción, Chile

2. Mis Cuatro Años y Medio con el Señor de las Moscas
.   por Allen Tate Wood


1. Secta Moon, a modo de introducción


▲ Esta foto conmemora la fundación de la Asociación del Espíritu Santo para la Unificación del Cristianismo Mundial en Seúl en mayo de 1954. La organización se conoció como la Iglesia de la Unificación. Sun Myung Moon está sentado. Annie Choi, quien dio a luz al hijo de Moon, Sam Park, en 1966 está de pie a la izquierda. De pie a la izquierda, en la fila de atrás, vestido con un traje gris oscuro, está Chung-hwa Pak, quien escribió el libro, La Tragedia de las Seis Marías. Se basó en sus 6.000 páginas de notas detalladas. Hyo-won Eu, quien está directamente detrás de Moon, escribió el primer libro del Principio Divino, que se publicó en 1957. En la parte posterior, segundo desde la derecha, está Hyo-min Eu, quien desarrolló la base económica para la iglesia en la primera década. De pie a la derecha está Shin-hee Eu, la hermana de Hyo-min Eu. Apareció en la televisión nacional japonesa y describió como tuvo un ritual de sexo pikareum con Sun Myung Moon aproximadamente en la época en que se tomó esta foto. Ella contribuyó con una sección del libro, La Tragedia de las Seis Marías.


Fundada en 1954 por el ingeniero norcoreano Sun Myung Moon, la Iglesia de la Unificación tiene su base en EEUU, donde posee hoteles, periódicos (Washington Times), academias de baile y artes marciales, emisoras de TV, fabricas de armas. Entre 1975 y 1985, los seguidores japoneses aportaron 746 millones de dólares a las arcas de Moon, lo que nos dé la idea de cómo le marchan las cosas.


Mikhail y Raisa Gorbachov con los Moon

En 1990, una entrevista entre Moon y Gorbachov abrió las puertas de Rusia a los misioneros de Moon. Han comenzado actividades en China desde finales de los 80, y apoyaron al ultraderechista Frente Nacional de Le Pen en las elecciones francesas (se supone que también hicieron donativos al F.N. español. Cuando el reverendo Moon fue arrestado en 1982 por fraude fiscal, los “Moonies” gastaron cinco millones de dólares en una campaña de imagen. Al contrario de otras sectas acusadas de enriquecerse a través del trabajo gratuito de sus seguidores, los moonies no disimulan su afán por recaudar dinero. Su objetivo es el poner el control del mundo en manos de Moon (anunciado como la segunda venida de Jesucristo) y sólo el dinero puede conseguirlo. Por ello, los moonies tienen permitido mentir públicamente si es por dinero.

En cada país están legalizados bajo un centenar de nombres distintos en prevención de investigaciones policiales, y para ampliar su campo de acción y captación de adeptos. La mayoría de estas asociaciones tapaderas no parecen tener nada religioso detrás. Por ejemplo, la Liga Anticomunista Mundial.


La Liga Mundial Anticomunista, (World Anti-Communist League, WACL), se reúne en el Budokan Hall, Tokio, Japón en septiembre de 1970, patrocinado por IFVC. La Fundación por el Liderazgo de la Libertad (Freedom Leadership Foundation) es la afiliada estadounidense de la Federación Internacional para la Victoria sobre el Comunismo, IFVC.


Los moonies levan vidas muy normales, aunque la bebida, el tabaco y las relaciones prematrimoniales están estrictamente prohibidas. Los cónyuges de cada unión son elegidos por Moon en persona, a menudo casando parejas que no comparten un idioma común ni se han visto hasta el momento de la boda (deben pasar tres años de purificación antes de recibir la bendición matrimonial, y luego separarse otros tres años antes de formar una familia, incluso sí ya estaban casados antes de entrar en la secta. Son famosas las bodas masivas, y Moon consiguió el récord Guinness en 1992 por casar a 30.000 PAREJAS EN EL ESTADIO OLÍMPICO DE Seúl. Presumen de ser tres millones de adeptos en el mundo. Recientemente actúan en varios países sudamericanos comprando tierras, en colaboración con el ex presidente norteamericano George Bush.


George Bush y su esposa, Barbara, apoyando un evento de la Federación de la Mujer para la Paz Mundial.


FILOSOFIA Y OBJETIVOS FUNDAMENTALES.

La Iglesia de la Unificación, formalmente conocida como “Asociación del Espíritu Santo para la Unificación Mundial del Cristianismo” fue fundada por el reverendo Sun Myung Moon en Seúl, Corea del Sur, en 1954.

Moon recibe la “Misión del Mesías”
Las doctrinas fundacionales de los Moon son sencillas. Sun Myung Moon llega como la segunda venida de Jesucristo para terminar lo que llama la misión incompleta de Jesús 2.000 años atrás. Moon dice que recibió la llamada de Dios a los 16 años, en Corea, mientras oraba profundamente en la ladera de una montaña. Según el testimonio de Moon, no aceptó inicialmente la llamada, debido a la gran responsabilidad e importancia que conlleva. A través del contacto con el mundo espiritual, incluyendo charlas con Jesucristo y los Santos, Moon aprendió los misterios profundos de la Biblia, incluyendo la misión del Mesías, el pecado original, y como Dios ha trabajado a través de la Historia preparando el mundo para recibir al Mesías. Comprendió que Jesús no estaba destinado originalmente a morir, sino que eso fue una “segunda opción” que fue requerida debido a la falta de fe de los judíos para recibir al Mesías. Tras muchas y grandes batallas espirituales con Satán, Moon alcanzó la perfección y se hizo uno con Dios, lo cual le cualificó para ser el sustituto de Jesús.


Sun Myung Moon


La teología de Moon es única en afirmar que el Mesías no consiste en un solo hombre, sino también en una mujer con la forma de pareja. Adán y Eva, como hijos de Dios, deberían haberse perfeccionado y sólo entonces, como perfecto reflejo de la totalidad masculina y femenina de Dios deberían haber tenido hijos, los cuales habrían nacido libres de Pecado Original, produciendo un mundo lleno de gente sin pecado, el Reino del Cielo en la Tierra. Por culpa del pecado de Adán y Eva esto fue imposible, y Dios tuvo que esperar miles de años hasta que construyó una fundación para el Mesías, que en la teología de Moon es realmente la restauración de Adán y Eva, o los Verdaderos Padres que conseguirán lo que Adán y Eva no pudieron. Un hombre y una mujer sin pecado que puedan producir hijos sin pecado original.

Aunque evasivo al respecto en el comienzo, Moon ha hecho pública una “Proclamación del Mesías” en numerosas ocasiones durante sus charlas a lo largo del mundo en las que da una versión condensada de su filosofía, la cual, según Moon, está basada EN LA Biblia misma.

El libro sagrado de Moon: “El Principio Divino”.
Anteriormente, hemos resumido las premisas básicas de Moon. El libro sagrado de la Iglesia de la Unificación es llamado “El Principio Divino” (PD). No se da el nombre del autor en el propio libro, pero es ampliamente aceptado en la Iglesia que su autor fue Hyo-Won Eu, que fue presidente de la Iglesia de la Unificación en Corea. Se afirma que el reverendo Moon supervisó cada detalle del libro, para asegurarse de su exactitud. Esta información es importante porque previene a los miembros de echar la culpa al autor cuando el libro es criticado por gente como nosotros, al enfrentarlos a las incoherencias del mismo.

Las Tres Bendiciones.
Las tres bendiciones son la piedra angular de la doctrina de la Iglesia de la Unificación. Estas bendiciones tienen un vago origen en Génesis 1:28 en la Biblia, donde Dios da un número de bendiciones al hombre en el jardín de Edén. Moon ha compensado las bendiciones en tres (Fructificar, Multiplicarse y Tomar Dominio) de las que dice son la formula que Dios otorgó para establecer el reino del Cielo en la Tierra. La Primera Bendición “ser fructíferos” es la perfección de la individualidad del hombre, haciéndolo uno con Dios, sin necesidad de oración o fe, incapaz de pecar, y como el PD dice: Una deidad viviente. En resumen, Cristo era ese tipo de hombre, y en la teología de Moon todo el mundo es creado originalmente con el potencial de alcanzar el mismo estatus que Jesucristo tuvo como hijo de Dios. Tanto hombres como mujeres pueden alcanzar el nivel de deidad, y una vez lo hacen, pueden pasar a la Segunda Bendición. “…Y multiplicaros”. Siendo “bendecida” en matrimonio por Dios, esta pareja perfecta producirá hijos sin pecado original, creando una sociedad sin pecado en la Tierra. Después de esto, está la “Tercera Bendición”, que consiste en expandir esta fundación cuidando de la creación. De acuerdo con el PD, sólo tras perfeccionarse uno mismo y creando familias sin pecado original es entonces cualificado un hombre para convertirse en buenos administradores de la Tierra o “Señores de Creación”, en los que todo el mundo debe convertirse según Moon.

Moon y su esposa, como los Verdaderos Padres (Mesías), son los únicos cualificados para dar la segunda bendición (Matrimonio) a quienes consideren aptos. En la teología de la Iglesia de la Unificación no se puede entrar al Cristo sin recibir la bendición del matrimonio. Incluso Jesucristo, según Moon, no pudo ir al cielo por haber sido muerto sin haberse casado y convertido en los Verdaderos Padres. Lo que no es muy conocido entre los miembros es que Moon hizo una ceremonia de matrimonia para Jesucristo. Moon casó a Jesús con una mujer oriental que vive en la Tierra como su esposa.

Moon ha otorgado a ciertos discípulos poder para realizar la “bendición”, y ha estado preparando a su esposa para hacerse cargo del reino cuando él muera. El hijo de Moon, Hyo-Jin Moon, parecía ser su heredero hasta su reciente divorcio y lucimiento de los trapos sucios.


Hyo Jin Moon

Su ahora ex mujer, Nansook Hong, le ha acusado de adulterio, abuso físico y mental, adicción a la pornografía y a las drogas. Estuvo en la clínica Betty Ford para recibir tratamiento, pero fue expulsado por rechazar seguir las instrucciones de los doctores.


El matrimonio de Hyo Jin Moon y Nansook Hong de quince años, oficiado por Sun Myung Moon y su esposa, Hak Ja Han, el 7 de enero de 1982. La edad de consentimiento en el estado de Nueva York era de 17 años en 1982 y todavía sigue siendo la misma. Ha escrito un libro sobre sus experiencias, ‘A la sombra de los Moon: Mi vida en la familia del reverendo Sun Myung Moon’. ENLACE


Es interesante que en el pasado Moon dijo que su familia (llamada la Verdadera Familia) era el ejemplo que todo el mundo debía seguir. Es innecesario decir que las actividades de su hijo Hyo-Jin Moon, así como de otros de sus hijos, han sido una fuente de apuros para Moon y su Iglesia.


❖ Información Adicional


Sun Myung Moon con hijos de tres mujeres diferentes. Esta fotografía fue tomada el 5 de enero de 1965 en la Iglesia Chongpa-dong en Seúl. Sung-jin Moon, cuya madre era Sun-gil Choi, está a la izquierda. Nació en abril de 1946. Hee-jin Moon está a la derecha. Nació en Tokio el 17 de agosto de 1955. Su madre era Myung-hee Kim. Los niños más pequeños en la foto son Ye-Jin y Hyo-Jin. Están de pie frente a su madre, Hak Ja Han.
Moon y su primera esposa, Sun-gil Choi, se divorciaron el 8 de enero de 1957.


Es bien sabido que Moon afirma ser el Mesías, lo que no es tan conocido es que Moon ha comenzado un proyecto llamado “Mesianismo Tribal” y “Mesianismo Nacional”, en el que cientos de sus seguidores reciben el poder de realizar la “bendición”. Aunque ellos lleven el título de “Mesías”, está claro que Moon sigue al mando de su Iglesia y de todos sus pequeños Mesías.

Dos Iglesias.
Siempre se dice que hay dos Iglesias de la Unificación. Tenemos la Unification Church (UC), tal y como es presentada al público. Y tenemos la UC tal y como realmente es. La UC presentada al público parece inofensiva. Uno no puede sino aprobar sus proclamados objetivos de fortalecer la familia por medio de una estricta disciplina moral y servir a las necesidades de la humanidad. Pero también tenemos la segunda UC, la que es totalmente opuesta a los objetivos expresados públicamente por el Movimiento, y ello es asombroso y preocupante…. Moon puede decir cosas absolutamente contradictorias, y un adepto las aceptará ambas como ciertas sin cuestionarle.

Jesús como el Mesías.
En público, cualquier moonie dirá que cree que Jesucristo fue el único hijo de Dios, que era divino, que fue el Salvador y el Mesías. Que profesa el mayor amor y respeto hacia la vida de sacrificio y muerte de Jesús. Dirá también, que Jesús ofrece la salvación espiritual del hombre, y que si uno cree en él puede recibirla. Un cristiano que no sepa como preguntar las cuestiones correctas puede llegar a pensar que está entre hermanos y si antes creía que la UC era una secta herética ahora estará confuso. Algunos adeptos incluso creen que Jesucristo mismo les ha guiado espiritualmente a entrar en el movimiento. Pero todas esas frases que puedan decir en público sobre Jesús, cuando hablan con no miembros de la UC, carecen de sinceridad si se las compara con las verdaderas enseñanzas de Moon acerca de Jesús.

Moon casó a Jesús para que Cristo pudiera entrar en el cielo.
Los moonies creen que Jesús era hijo de Dios, pero que no pudo entrar en el cielo sin antes haber recibido la “bendición matrimonial” de Moon. Los moonies enseñan que hay que estar asado antes de poder entrar en el cielo, y como Jesús murió sin haberse casado entonces no pudo entrar en el Cielo (aunque la Biblia diga claramente que sí lo hizo), sino que fue al “Paraíso”, lo cual no es igual que el cielo sino un reino espiritual inferior. Cuando Moon se convirtió en Mesías, y para que Jesús pudiera ir al cielo, Moon casó a Jesús con una adepta oriental de Moon. Esta mujer vive y es muy conocida entre los adeptos como la esposa de Jesucristo. Esto no es conocido por los miembros de la UC. Podría decirse que la mayoría de los miembros que han estado dentro más de unos pocos años son conscientes de esto.
Esto es una aberración, pero afortunadamente un cristiano que lea la Biblia puede ser capaz de evitar las mentiras de Moon con un solo versículo:

Mateo 24:23
“Entonces si cualquier hombre dijera Mirad, aquí está el Cristo, O allí; no le creáis.”

Lo que pocos miembros consideran (muchos ni siquiera conocen este versículo) es que para seguir a Moon deben desobedecer las instrucciones de Jesús, lo que es un serio problema para aquellos que dicen creer en Jesús. Claramente no creen en él. Jesús es llamado “victorioso” en la Biblia, el hijo de Dios que ha conquistado el pecado y la muerte. Y un moonie que hable con un cristiano dirá lo mismo, pero no cuando esté hablando con otros miembros de la UC. En privado, Moon ha dicho, y esto es citado directamente: “Podemos decir que la vida de Jesús fue un fracaso”. Esto es la visión privada que tienen de Jesús, que fue un fracasado. Los moonies pueden negar esto, pero las palabras de Moon así lo han dicho. Los Moonies dirán: “Pero eso no fue culpa de Jesús, es que no tuvo el apoyo de su familia o de Juan el Bautista, eso es por lo que no pudo triunfar, no por culpa de sus propias acciones.” Así pues es cierto que esta es la visión de la UC, pero recordando la naturaleza esquizofrénica de este movimiento, también enseñan que Jesús no amó a Juan el Bautista lo suficiente, y por eso Juan no le siguió. Una y otra vez, los moonies dan dos versiones y creen ser honestos las dos veces.

Existen más evidencias de la falta de veneración de los moonies hacia Jesús, las podemos encontrar en otras frases de Moon. Moon tuvo un hijo, Heung-Jin, que murió en un accidente de trafico. Su hijo estaba prometido, pero falleció antes de la boda. Moon casó a su hijo (en el mundo espiritual) con esta chica, Hoon-Sook Julia Pak, la que todavía vive como hija política de Moon, presumiblemente aguardando el día en que también muera para unirse a su marido.


❖ Información Adicional


Heung-Jin Moon resultó gravemente herido en un accidente. El 22 de diciembre de 1983, el automóvil que conducía chocó contra un camión estacionado durante la lluvia helada. Su padre desconectó el soporte vital el 2 de enero.


▲ El 20 de febrero, Hoon-Sook Julia Pak se casó con Heung-Jin Moon siete semanas después de su muerte. Sun Myung Moon y Hak Ja Han oficiaron el matrimonio.


▲ Hoon-Sook Julia Pak, hija de Bo Hi Pak, con una fotografia de su esposo.

La caligrafía de Sun Myung Moon: “Victoria Absoluta de 文興進 Moon Heung Jin como Comandante en Jefe del Cielo”


Desde que casó a su hijo (tras la muerte) Moon ha proclamado que su hijo reina en todo el mundo espiritual y que incluso Jesucristo se inclina ante él y le sirve. No sólo en contradicción con cualquier enseñanza cristiana, sino contra las propias enseñanzas de Moon que dicen que gracias a él, el derecho de nacimiento fue restablecido. En otras palabras, Moon enseña que el hermano mayor debe servir al menor, en lugar de la tradición de que el mayor reciba la mayor herencia y ocupe el puesto del padre tras su muerte. Moon dice que esta tradición fue alterada por la caída de Adán y Eva, pero que ahora se ha convertido en el nuevo Mesías la tradición ha sido restaurada. Pero entonces Jesús, al que incluso los moonies llaman su “hermano mayor”, no debería servir al hijo de Moon, que es más joven. Ambos murieron antes de haberse casado, y ambos fueron casados en el mundo espiritual tras la muerte (según la filosofía Moon, claro está. Están en las mismas circunstancias, excepto que Jesús murió en una cruz para salvar a la humanidad, mientras que el hijo se estrelló contra un camión. El hijo de Moon es venerado como un héroe que murió, no menos importante que Jesucristo. Además de no ser algo cristiano, está en contradicción con la propia filosofía Moon. Podemos empezara ver que la verdad es algo irrelevante, y lo único que cuenta es Moon y su “verdadera familia”. Dios debe tomar el asiento trasero.


De izquierda a derecha: Sun Myung Moon, Cleopas Kundiona (Black Heung Jin) y Hak Ja Han en 1988.


El hijo de Moon reencarnado y los poderes espirituales de Moon.
Como se ha mencionado antes, el hijo de Moon reina en el mundo espiritual. Parece que esto no le satisface, así que ha hecho una aparición en la Tierra después de su muerte. Hace unos años, se dijo que el hijo coreano fallecido de Moon se había reencarnado en un africano llamado “Cleopas”.

Esta persona era un individuo muy fuerte que vagabundeaba, aparentemente con la aceptación de Moon, y golpeaba a la gente por sus pecados. Bo Hi Pak, que ha sido la mano derecha de Moon desde el principio, fue golpeado por este individuo de tal manera que sufrió daños cerebrales.


Cleopas Kundiona (Black Heung Jin) en Nueva York.

Esto contrasta con el mundo pacífico que la UC proclama estar creando. Esto nos recuerda una frase de un capitán vietnamita: “Tenemos que matar la ciudad para salvarla”. Sin embargo, hay más cuestiones que necesitan una respuesta. Una es: Si Moon es el vencedor del mundo espiritual, como dice ser, y si tan fácilmente viaja a través del mundo como dice, conversando con cualquier persona muerta que quiera, entonces por qué envía un hombre de confianza en un avión a preguntarle a ese africano si realmente es el hijo muerto de Moon? Porque no puede ir Moon mismo al mundo espiritual y preguntar a su hijo si se ha reencarnado en ese hombre?. Esta cuestión es muy seria para los miembros, porque Moon ha dicho que todo el mundo tiene la capacidad de conversar con sus parientes fallecidos. Moon dice que es por culpa de la caída de la humanidad que esta habilidad se ha perdido para mucha gente. Moon dice que a medida que la gente crezca espiritualmente para ser como él, será capaz de conversar con los espíritus tan fácilmente como él lo hace. Dice que la muerte no será algo triste por que la gente aprenderá a comunicarse con sus parientes fallecidos. Esta es en realidad una promesa clave de “El Principio de la Creación”, uno de los sermones de que consta la enseñanza de Moon. Entonces, por qué Moon, como el principal ejemplo de fortaleza espiritual, no es capaz de preguntarle a su hijo, personalmente, en vez de enviar gente en avión para hablar con su hijo y ver si realmente es su hijo, y debe esperar varios días para tener la respuesta. Esto es contradictorio con la filosofía de Moon.

Recientemente el hijo de Moon, Hyo Jin, se divorció por varios abusos físicos y mentales hacia su mujer, de acuerdo con el testimonio dado en el juicio. Hyo Jin en persona admitió su adicción a la cocaína, y haber sido tratado en la clínica Betty Ford sin éxito (fue expulsado por no cooperar).

Lady Doctor Kim – vidente

Existen documentos que revelan que Moon visita a menudo a videntes de todo el mundo. En los discursos que Moon ha dado, ha dicho que los mejores videntes del mundo dirán quien es él. Y curiosamente, esto debe convencer a una persona de que debe seguir a Moon, aunque pocos de estos “famosos psíquicos” sigan a Moon. Moon enseña que para ir al cielo se debe recibir la “bendición” del matrimonio que él da, pero todavía no se conoce ningún psíquico famoso que la haya recibido. Si son adivinos se supone que deben saber que no podrán ir al cielo sin ser casados por Moon, así que debería haber habido una boda multitudinaria de miles de adivinos. Pero esto no sucede. Está mintiendo Moon? O tal vez es que debe sugerir algo tan bueno como que sea realidad. Moon sabe que puede decir cosas como esa, y que nadie irá a un psíquico famoso a preguntar por Moon. Esto concierne mucho a los cristianos, pues la Biblia dice categóricamente que el pueblo de Dios no debe visitar nunca adivinos. ¿Cómo la Biblia dice “Por qué interrogas a los muertos? No debería un pueblo interrogar a su Dios?” Y esto es una excelente pregunta para los moonies, los cuales son animados a recibir respuestas de los muertos. …


❖ Información Adicional

“Black Heung Jin Nim” en Washington, D.C.

por Damian Anderson     10 de agosto de 2000


La iglesia de Washington D.C.

No estaba dispuesto a esperar a llegar al mundo espiritual para emitir un juicio sobre este tema [Black Heung Jin = Cleopas Kundiona]. Con mis propios ojos, vi a este hombre en la iglesia de Washington D.C. agarrar dos personas y hacer chocar sus cabezas entre sí, golpearlos cruelmente con un bate de béisbol, darle manotazos en la cabeza, puñetazos y esposarlos con esposas doradas. Ya había visto suficiente. Todd Lindsay fue el primero en irse. Su esposa estaba por dar a luz en cualquier momento. Mi esposa estaba embarazada de seis meses en ese entonces y nosotros éramos los siguientes en la fila para “confesarnos” ante el severo inquisidor.

Saqué a mi esposa de la habitación y él vino detrás de nosotros. Exigí saber qué le había pasado a Todd. Lo habían encerrado en una habitación en alguna parte. Quería irme y así lo expresé. Varias personas me tiraron al suelo y me prohibieron salir. Traté de escaparme de la iglesia pero no pude. No podía saltar la valla trasera con mi esposa embarazada. Las puertas estaban cerradas y había demasiada gente allí. Estaba abarrotado y era muy peligroso tener las puertas cerradas con candado.

Le dije que si ponía un dedo sobre ella, le sacaría los dientes, le ennegrecería los ojos y le daría una paliza. Le dije que si lo que quería era una confesión, que yo estaría feliz de confesar mis pecados ante toda la congregación, y grité mi confesión. También le dije que quería irme, que nos estaban encarcelando ilegalmente al no poder salir, y que tan pronto como me fuera, llamaría a la policía y al FBI e informaría al departamento de bomberos del hacinamiento en una iglesia cerrada. Alguien informó de los hechos al Washington Post, aunque no fui yo.

Finalmente escapamos cuando la esposa de Todd, Michelle, se puso de parto esa noche y yo los llevé al hospital. Ella dio a luz a su hija Grace esa misma noche.

Antes de irnos, le había preguntado específicamente a Dennis Orme si los rumores de violencia de este hombre eran ciertos y él los había negado. Lo enfrenté enojado en la iglesia de DC, exigiendo saber por qué me había mentido. Él, el Dr. Sheftick y algunos otros eran sus matones que impedían por la fuerza que la gente se marchara. Me molestó mucho la fuerza bruta aplicada para detener a la gente que abandonaba el evento o el edificio y encarcelar a los manifestantes por la fuerza esposarlos y mantenerlos en aislamiento.

Si un evento similar se repitiera, haría lo mismo. Esta vez, llamaría a la policía desde mi teléfono celular. No me arrepiento. Hice un juicio moral y lo mantengo. … El hecho de que el Dr. Pak casi fuera asesinado por este bruto me indica que yo estaba en lo cierto. Dejó el país con el FBI y otras autoridades tras él por sus brutales crímenes. Desde entonces, he sido muy cauteloso con cualquier violencia perpetrada en el nombre de Dios en nuestra iglesia.

Este fue un capítulo oscuro en la historia de nuestra iglesia, que espero nunca se repita. Que el cielo nos ayude si la próxima vez, los matones están armados. Me hierve la sangre con solo hablar de ello.


Ceremonia de Compensación (Golpear al cónyuge)


Ceremonia de Compensación

Esta ceremonia ha sido modificada recientemente, pues Moon ha buscado hacer su Iglesia más popular para las masas, pero hasta hace poco los moonies tenían que pasar por una ceremonia especial que formaba parte del matrimonio. La ceremonia es llamada “Ceremonia de Compensación” y se trata de que, primero, el marido, y después la mujer, toman un grueso palo y golpean a la pareja en las nalgas tres veces tan fuerte como le sea posible. Este rito religioso tiene por objeto la purificación sexual, pero la práctica, aparte de ser inhumana y degradante, es peligrosa. Mucha gente ha terminado en el hospital por esta causa. El líder supervisa las palizas y si le parece que alguien no golpea con todas sus fuerzas tomará el palo en persona y dará los golpes otra vez. Esto además es muy injusto para la mujer, que debe recibir los golpes en primer lugar, y después es dudoso que le queden fuerzas para devolver el favor al marido.

Más que ser algo de valor para Dios, esto es otra práctica enferma de una secta destructiva con más prácticas secretas y absurdas que abiertas y honestas. Es interesante saber que un joven ladrón de coches de Singapur tuvo que sufrir un castigo idéntico a este, lo que ocasionó duras críticas por su inhumanidad, y mientras tanto aquí tenemos millones de moonies que han sufrido el mismo abuso y la mitad son mujeres. Esto se hace realmente, como tantas prácticas de la UC, para mantener a los miembros en un estado de dependencia infantil. Otros ejemplos son que les dicen como deben usar el baño, o que los miembros se sientan en el suelo durante los sermones de Moon, mientras él se sienta como un rey sobre ello en una silla confortable. Sentarse en el suelo, con alguien en un nivel superior, puede despertar sentimientos paternales y ayuda a ver a Moon como una figura paterna, que es lo que él busca como táctica de control para ser capaz de dominar a sus seguidores. Hay que pedir permiso para hacer casi todo, como miembro de la Iglesia a tiempo completo. Esto es muy infantil, y muchos miembros de incluso cuarenta años parecen muy infantiles. …

Vino Sagrado.


Ceremonia de Vino Sagrado

Cuando alguien es casado por Moon, se le da un pequeño vial con un líquido rojo oscuro para que lo beba. El líquido rojo es llamado “Vino Sagrado”. Se dice que cuando lo bebes cambia tu linaje de sangre del de Satán al de Dios. El vino sagrado contiene, según fuentes oficiales de la Iglesia, la carne y la sangre de Moon y de su esposa (presumiblemente en cantidades microscópicas, por el número de gente que ha casado). [En la década de 1960, el Vino Santo contenía el esperma de Sun Myung Moon. Eso fue confirmado por Hyo-min Eu, una de las 36 parejas. Otros tres de los primeros miembros han confirmado el hecho también.] También se dice que contiene una partícula de todo lo que existe en la creación, así que representa la totalidad del cosmos y la persona que lo bebe se convierte en un Señor de la Creación, con un nuevo linaje de sangre. A los extraños no se les cuentan estas cosas. Los miembros lo conocen bien, aunque prefieren no atraer publicidad sobre ello.
… Hay muchas otras instrucciones sobre como se debe caminar, dormir, estar con la esposa, y sobre el sexo.

Ceremonia Sexual de los Tres Días.
Un moonie sólo tiene relaciones sexuales por primera vez con su pareja en la Ceremonia de los Tres Días. Se les dice que la mujer debe estar encima del hombre durante el sexo las dos primeras noches, simbolizando la caída de Eva (Moon enseña que Eva tuvo relaciones sexuales con Satán, y que ese es el Pecado Original) y después en la tercera y última noche, el hombre se coloca encima de la mujer simbolizando a Adán restableciendo el dominio sobre la mujer. En adelante, el hombre siempre estará encima durante el sexo por el resto de sus vidas. Aunque Moon ha cambiado aparentemente de idea sobre esto, ya que se han encontrado discursos en los que habla gráficamente sobre el sexo y dice que una mujer puede ponerse encima si así quiere. Como ya se ha dicho, la contradicción y el cambio de filosofía es la norma en esta Iglesia y no la excepción, lo cual es divertido porque durante los primeros años de su predicación Moon siempre dijo que Dios y su ley son “absolutos” y nunca cambian. Moon cambia de idea cada mes, y sus seguidores, posiblemente cegados por el Control Mental siguen felizmente adelante sin criticar a su contradictorio Mesías.

La sexualidad juega un papel muy importante en todas las enseñanzas de Moon. Si le preguntan, dirá que es porque el sexo fue el pecado original y por eso es muy importante usar del sexo adecuadamente, y por eso Moon habla de ello tan a menudo. Según muchos conocidos en la materia, Moon es un obseso sexual, asustado de sus propios deseos desordenados y que los proyecta sobre los demás en la forma de “Standard religiosos absolutos”. Moon ha recibido acusaciones de infidelidad sexual durante toda su vida, incluso se cuentan orgías y ritos de “purificación” sexual en su anterior Iglesia. Es un hecho que Moon tuvo un hijo, Hee-Jin, con una universitaria, Myung-Hee Kim, antes de divorciarse de su primera mujer, Sun-gil Choi.


▲ Myung-Hee Kim y Hee-Jin, hijo de Sun Myung Moon, nació el 17 de agosto de 1955.


Sam Park con el Padre, Sun Myung Moon. Sam Park, quien nació en enero de 1966, está sentado junto a Hak Ja Han. Ella y Sun Myung Moon, quien está sentado a la izquierda, se casaron en 1960. Bo Hi Pak, quien resultó gravemente herido por Cleopas, está parado en la parte de atrás a la derecha.


Sammy Park con su madre, Soon-wha Choi, conocida como ‘Annie Choi’ en los Estados Unidos. Hay una fotografía del padre de Sammy en la pared detrás de ellos. Fue uno o dos años después de que Sammy descubriera que la amistosa tía que venía a visitar en realidad era su madre. Sam Park dio su testimonio en 2014.
Testimonio de Sam Park ENLACE


Las mujeres americanas nacieron de prostitutas.
Moon está claramente obsesionado con el sexo, e instruye a sus adeptos sobre el tema en sus discursos. A veces dice cosas muy raras. En uno de sus discursos, Moon dijo que las mujeres americanas descienden del linaje de las prostitutas. En otro dijo que las mujeres con grandes pechos y caderas estrechas están desequilibradas y serán eliminadas del universo por culpa del peso de su delantera. También explicó en un sermón que los pechos femeninos deben ser del mismo tamaño. Si uno es más pequeño que el otro eso no es bueno, dijo Moon, y las mujeres deberían corregir ese problema, aún cuando no da la solución.

Moon dice a sus seguidores que las mujeres de su Iglesia son como concubinas para él, y que le deben amar como una concubina ama al hombre con el que tienen un asunto. Moon dice a sus seguidoras que deben amarle a él más de lo que aman a sus maridos. En un discurso, Moon dijo que la gente no necesita educación sexual porque eso viene naturalmente, pero luego en el mismo discurso se dedica a impartirla. Instruye gráficamente a la gente en como tener relaciones sexuales. Habla constantemente del “órgano sexual” y pregunta a sus seguidores si piensan que Moon, como Mesías, tiene un órgano sexual dorado. Es repugnante que Moon se atreva a comentarle en un foro público, donde los niños pueden estar presentes.

Idolatría : Adoración a Moon y la Nación de Corea.
Los moonies se levantan cada sábado por la mañana a las 5:00 AM, mientras la mayoría de nosotros dormimos. Se visten con sus mejores trajes y se dirigen a un altar en donde hay una fotografía de Moon y su esposa. Ofrecen plagarais y después leen una promesa de dedicar la vida del lector a los Verdaderos Padres (Moon y esposa) y a la Padre Patria que es Corea. No importa de que país sean, dónde han nacido, o dónde viven, los Moon prometen fidelidad a la nación de Corea como la patria por la que darán su vida. A los miembros incluso se les anima a decir su promesa en coreano, sin importar su lengua habitual. Tras ello, los miembros colocan sus manos en la frente y se inclinan tres veces, tocando el suelo cada vez, frente las fotografías del reverendo Moon y su esposa….

A los miembros también se les dice que tendrán protección espiritual durante el día si llevan fotos de los Verdaderos Padres (Moon y esposa) consigo en carteras o cerca del corazón. Distribuyen estas fotos hogares debido a la misma razón. Mientras los moonies públicamente profesan la unión pacífica de las religiones y culturas del mundo, secretamente, prometen fidelidad a Moon y Corea. Desde luego que los moonies desean la unidad, todo el mundo unido bajo Moon y Corea.

Conclusion
Al finalizar este gran trabajo acerca de las ideologías de los diferentes puntos de nuestro planeta, y al haber observado, en específico, a la Secta Moon, queremos dejar en claro que las impresiones puestas en este trabajo son fruto de nuestra investigación.

Hemos concluido que los seguidores de esta secta, o moonies, son personas enceguecidas por las palabras de su fundador y Mesías, el coreano Sun Myung Moon, el cual adorna sus ideas como una Biblia a la cual deben aferrarse para poder llegar al cielo que él les ha prometido

Moon pone a Jesús en un segundo plano, ya que no pudo alcanzar su objetivo completo, según él, por no estar casado. Los maltratos físicos y mentales son parte de las tradiciones implantadas por Moon.

Por otra parte nos parece un tanto ridículas las aseveraciones de Moon, en el sentido de que se contradice en muchas cosas, y que, al fin y al cabo, no llevan a concretarlas ni su propia “verdadera familia”.

Finalmente, queremos mencionar que esta religión ha marcado un gran hito en la historia, ya que forma parte de las “religiones” con más de un millón de adeptos, según, también, su propio fundador.


Sun Myung Moon y su organización siempre alteraron el número de miembros. En realidad, la iglesia tenía una mala reputación en Corea y probablemente nunca tuvo más de 18.000 miembros. Un líder nacional coreano, Lee Jae-suk, declaró que había 6.000 miembros allí. El país con más miembros fue Japón, donde puede haber habido hasta 35.000. Europa pudo haber tenido 7.000 miembros, pero muchos fueron enviados a los Estados Unidos. Los Estados Unidos puede haber tenido como mucho 30.000, muchos de ellos japoneses y otros extranjeros. Filipinas tenía una iglesia sustancial. Los números en América del Sur se han caído drásticamente. En su apogeo, la iglesia pudo haber tenido hasta 200.000 miembros en todo el mundo.

Allen Tate Wood: En los Estados Unidos “En el verano de 1969, La Iglesia de la Unificación no tenía más de seis o siete centros y contaba con 150 miembros aproximadamente.” ENLACE

Números de miembros de la Iglesia de Unificación en Corea

1956. El miembro número 361 de la IU se unió el 10 de abril de 1956 (Joong-hyun Choe, tesis doctoral, página 202)

1959. En febrero de 1959, el Reverendo Moon tuvo una ceremonia para terminar la Era del Nuevo Testamento. Participaron 462 miembros de la IU. (Joong-hyun Choe, tesis doctoral, página 160)

1969. Según las Estadísticas religiosas nacionales publicadas en 1969, el Grupo de Unificación tiene 936 iglesias y 304.750 miembros en Corea. Los líderes de otros grupos religiosos dicen que estas cifras son muy exageradas. (página 10 del informe del FBI del 6 de octubre de 1975)

1978. Según el profesor Tak Myeong-hwan, del Seminario Teológico de Corea y director del Nuevo Instituto de Investigación Religiosa … quién es una autoridad en la Iglesia de Unificación, … “En Corea, la mayoría de los protestantes rehuyen de la iglesia. Moon solo disfruta de un gran número de seguidores en el extranjero. Sus seguidores aquí son como mucho 10.000 personas, principalmente personas pobres no sofisticadas. Moon afirma que tiene 360.000 partidarios en Corea, pero un antiguo discípulo que desertó de la iglesia confirma nuestra cifra”.

El profesor Tak afirma que el Sr. Moon ha registrado 936 iglesias en informes oficiales del gobierno sobre organizaciones religiosas. Pero una revista interna de la iglesia obtenida por él, enumera el número de iglesias de Moon en Corea en 172. (The Times, abril de 1978)

en la década de 1980. Lee Chae-sok, ex presidente de la Iglesia de Unificación, dijo que a principios de la década de 1980 el número total de participantes del Servicio Dominical era de unos 6.000. (Joong-hyun Choe, tesis doctoral, página 166)



2. Mis Cuatro Años y Medio con el Señor de las Moscas

por Allen Tate Wood

Contenido:
Prólogo
Emprendiendo el viaje
Washington D.C. Capital de la Nación Arcángel
Actividad Política partidista
Conociendo al Shogun
A los pies de “El Maestro”
Mi misión
Culpable por Acusación
Lavado de cerebro: Un vistazo a la Tierra Prometida
(Programa de capacitación de 100 días en Tarrytown)
De rodillas ante El Maestro
Catador Imperial de alimentos de la Cónyuge Real
Sombras del Gran Inquisidor
(El Perdón a través de la Asunción al Poder)
El Capitán Ahab del Protestantismo del siglo XX
Salido del Abismo


▲ Allen Tate Wood, centro, con amigos en Sewanee otoño de 1968

Prólogo 
“Le quité las alas a la mosca para que no pudiera escapar”, explicó Moon a una audiencia absorta de varios cientos de jóvenes discípulos. Nos había estado contando una de sus experiencias en prisión. “Estaba terriblemente solo,” dijo. “Mi única compañera era una mosca. Cada día, pasaba horas contemplándola. La observaba como limpiaba sus patas. La quería tanto que no quería que se escapara. Por eso le arranqué las alas.”

Esta ocasión contrastaba con las reuniones en las cuales Moon lleva a sus seguidores a un punto álgido con exhortaciones y amenazas: “¿Están dispuestos a seguirme?”

La respuesta es un “Sí” ensordecedor acompañado de puños cerrados levantados al unísono. Sun Myung Moon, empresario coreano de 76 años de edad, dueño de una fábrica de municiones, una planta de titanio, una refinería de ginseng y es un exitoso emprendedor en bienes raíces en los EE.UU. También es el cada vez más conocido creador y presunto llamado “Mesías” de la Iglesia de la Unificación. Moon fundó la iglesia en Seúl, Corea del Sur, en 1954. Hoy en día, la iglesia cuenta con más de medio millón de miembros en 50 países de los cuales Japón, Alemania y Los EE.UU. son los más importantes. El setenta por ciento de los miembros se han unido desde 1971. En el Estado de Nueva York en los últimos años, Moon ha comprado más de nueve millones de dólares en propiedades. Bajo el estandarte del Segundo Advenimiento, Sun Myung Moon cuenta con la lealtad de miles de jóvenes. Financian y manejan una red de grupos “fachadas” cuyo sólo propósito es catapultar a Moon en una posición de prominencia y eventual poder absoluto dentro de la política estadounidense. Para el otoño de 1969 la Iglesia ya funcionaba como un grupo de interés político en la capital de la nación. Desde marzo hasta diciembre de 1970 fui el jefe del brazo político de la Iglesia de la Unificación en los EE.UU. (The Freedom Leadership Foundation) o (Fundación del Liderazgo de la Libertad). En nombre de Moon, intentamos neutralizar el Movimiento de Paz y impulsar una posición agresiva convenciendo a los senadores y congresistas de que existía un apoyo sustancial de base para una postura de línea dura en Asia. En 1969, apenas estábamos comenzando. Hoy en día, la organización de Moon goza de una vasta posición de poder y prestigio. A través de The Freedom Leadership Foundation (Fundación del Liderazgo de la Libertad) y su descendiente CAUSA, Moon ha ganado la gratitud y el respeto de muchos congresistas y senadores, sin mencionar a los expresidentes Nixon, Reagan y Bush. Con el club urbano de atletismo, D.C. Striders, Moon hace alarde de ser un líder religioso consciente, abogando por los jóvenes negros de la capital de la nación.


▲ Allen Tate Wood con Glenda Moody, la fundadora de D.C. Striders.

The Little Angels, un ballet folclórico infantil coreano, le da una entrada al mundo del entretenimiento. Por medio de la persona de Jhoon Rhee, Director de una cadena creciente de escuelas coreanas de karate, Moon se introduce en el mundo del atletismo amateur y profesional.


Jhoon Rhee, el cuarto de izquierda a derecha. Bo-Hi Pak viste uniforme militar. Ambos son primos.

A través de conferencias anuales sobre “la unidad de la ciencia,” [Conferencia Internacional sobre la Unidad de las Ciencias, ICUS] Moon se presenta como patrocinador filantrópico de las Ciencias y Humanidades. Con su floreciente fortuna, Moon tiene los recursos para apoyar la investigación científica y para crear becas universitarias. Si el movimiento de Moon en América continúa sin restricciones, pronto podrá influir directamente en los resultados de las elecciones.

En Corea, Moon es el único grupo “cristiano” que no ha sufrido a manos de la brutal represión de la libertad de expresión y las libertades civiles por parte del Presidente Park. [La otra iglesia es la Iglesia del Evangelio Completo Yoido (Asambleas de Dios) que fue fundada por el pastor David Yonggi Cho en mayo de 1958.] Lejos de repudiar la tortura y golpizas de ministros coreanos por parte del gobierno de Park, Moon patrocinó y organizó una manifestación pro-gobierno en la que participaron 1.200.000 personas (según un comunicado de prensa de la Iglesia de la Unificación en Washington).


▲ La culminación del trabajo de la Cruzada Internacional de un Solo Mundo (International One World Crusade, IOWC) en Corea en 1975 . Este mitin se celebró en la Isla Yoido en el centro de Seúl. Cerca de un millón de personas asistieron al Rally Mundial por la salvación de Corea. Moon emitió un eslogan a la inmensa multitud: “El comunismo es el enemigo de Dios y de la humanidad”.

Partiendo de la metáfora histórica de Moon (The Divine Principle o El Principio Divino) éste es el equivalente de Jesús llevando a cabo una manifestación pro-gobierno en Jerusalén a favor del Rey Herodes. Cuando estuve en Corea en octubre de 1970, Moon me comentó que cuando la Iglesia de la Unificación se apoderara del gobierno de Corea del Sur cada Embajada de Corea del Sur se convertiría en un fuerza expedicionaria para el Reino del Cielo.

Emprendiendo el viaje 
Mi camino hacia la Iglesia de la Unificación empezó en 1966 cuando me matriculé en la Universidad del Sur en Sewanee, Tennessee. Entré a la universidad con una idea muy vaga de lo que quería hacer con mi vida. Había rechazado el estilo de vida que me garantizaba mi educación secundaria. Para mí el reto académico en Sewanee no tenía sentido. Absorto en una búsqueda de valores que yo podía asimilar, el Movimiento de Paz me ofreció el único canal para mi idealismo frustrado. En la Universidad del Sur en la primavera de 1968, desde las escaleras del edificio ROTC destruido por fuego, yo fui el primer estudiante en hablar públicamente en contra de la Guerra de Vietnam. Durante aquel verano en Nueva Jersey, trabajé en la campaña presidencial del Senador Eugene J. McCarthy. En agosto, fui a la Convención Democrática en Chicago como mensajero de la Delegación de Nueva Jersey. La ferocidad del los disturbios con la policía durante la convención, aniquiló la poca fe que todavía me guardaba en el proceso político y regresé a la universidad en el otoño confundido por la denegación por parte de nuestros líderes nacionales de la voluntad popular a favor de la terminación de la Guerra de Vietnam.

Incapaz de concentrarme en mis estudios, empecé a explorar las Religiones Orientales, especialmente el sintetismo religioso de Rama Krishna. En la primavera del 1969 dejé la Universidad del Sur e hice auto-stop hasta California, una escala de camino a la India, mi destino final. En mayo Llegué a Berkeley con una maleta, un morral azul marino y una copia del Evangelio según Rama Krishna. No lo sabía entonces, pero éste era el final del camino.

Una tarde, unos días después, conocí a un joven en las escaleras del sindicato de estudiantes en el campus de la Universidad de California en Berkeley. Le dije que no tenía donde quedarme ni dinero. Dijo que podía guardar mis maletas en la “Familia Unificada”, una comuna a varias cuadras del campus. Cogió mi maleta. Agarré mi morral y nos fuimos. En la comuna, Edwin Ang, un indonesio de unos cuarenta años, nos recibió en la puerta. Era el líder del centro. Nos sentamos en cojines en la sala de estar escasamente amueblada mientras él me preguntó qué estaba haciendo. Le respondí: “Estoy buscando a Dios”. Me invitó a cenar y a una conferencia sobre la filosofía de la comuna. En una semana había escuchado cinco conferencias sobre el “Principio Divino”. En la última conferencia, una ferviente joven nos habló y nos reveló que Moon era el “Mesías”. Ya lo sabía. Antes había estado buscando un saco de dormir en un armario y allí, en un armario, había una fotografía de Sun Myung Moon, un hombre de 40 años, vestido con kimono. Me miró impávido a mis ojos asustados. Entonces supe que mis nuevos amigos pronto me dirían que este hombre era el Mesías. Me uní a la Familia Unificada en Berkeley. Entonces tenía trece miembros. En aquellos días no existian Freedom Leadership Foundation, CAUSA, ni actividad política ni recaudación de fondos. Nuestra vida comunitaria consistía en comidas, servicios de oración, cantos, testimonio y estudio del Principio Divino. A los veintidós años era el cuarto miembro más antiguo del grupo en Berkeley.

En el verano de 1969, la Iglesia de la Unificación en América no tenía más de 6 o 7 centros con unos 150 miembros en total. Durante ese verano, Neil Winterbottom, de la sede nacional en Washington D.C., visitó la comuna. Era inglés, más o menos de mi edad, brillante y culto. Parecía más dinámico que mis compañeros en Berkeley.

Me sugirió que fuera a la sede en Washington. Regresé al este, a Princeton, N.J., para visitar a mi familia, cuyo escepticismo sobre mi nueva religión solo fortaleció mi compromiso. Su sugerencia de que este grupo podría ser un frente para el neofascismo coreano era absurda. En ese momento no les dije que sabía que Moon era el Mesías. No había mucho tiempo. Había que salvar al mundo. Al fin sabía cuál era mi labor.

Washington D.C. 
Capital de la Nación Arcángel 
Llegué a Washington D.C. para la segunda conferencia de la Freedom Leadership Foundation. Neil Salonen, quien en 1975 era la mano derecha de Moon en los Estados Unidos, recibió la orden de Moon en el verano de 1969 para fundar el movimiento anticomunista de la Iglesia en este país y nombrar a la organización, Federación Internacional para el Exterminio del Comunismo. Salonen estableció la Freedom Leadership Foundation, FLF, como la rama estadounidense de la IFEC. Sobre el papel, el FLF existe como una sociedad educativa no partidista y sin fines de lucro cuyo objetivo establecido es educar a la juventud estadounidense sobre los peligros del comunismo. Desde su inicio, la FLF fue financiada por la Iglesia de Unificación. En esta etapa del desarrollo del movimiento, la membresía general era políticamente poco sofisticada. La idea de un brazo político era nueva y los puristas del movimiento que creían que una Iglesia no debería tener nada que ver con la política expresaron una fuerte oposición. Se les señaló que la iglesia llevó a cabo extensos programas políticos anticomunistas en Japón y Corea y que el deseo expreso del “maestro” era comenzar el trabajo político en los Estados Unidos. Posteriormente, la oposición al trabajo político fue vista como una infidelidad al Maestro.

En el otoño de 1969, la FLF lanzó una campaña de relaciones públicas contra las moratorias de Vietnam del 15 de octubre y 15 de noviembre. Los miembros de la Iglesia de la Unificación trabajaron a toda máquina en la operación política, además de intensificar el testimonio y la enseñanza habitual del Principio Divino. Desde esta perspectiva, mi trabajo remunerado en la oficina del congresista Frank Thompson Jr., demócrata de Nueva Jersey, ciertamente parece extraño. “Thompy” era conocido como un oponente de la guerra y apoyó a Gene McCarthy para presidente en 1968. Mientras que mi “jefe” estaba en el Capitolio haciendo declaraciones más fuertes que nunca contra la guerra en Vietnam, horas después yo estaba en las calles repartiendo panfletos para el Maestro en apoyo a la guerra. En el otoño de 1969 y el invierno de 1970, Neil Salonen investigó los grupos anticomunistas de línea dura en D.C. Los frutos de su labor fueron ganarse la amistad y el apoyo de varios hombres influyentes, incluido David Martin, asistente de asuntos exteriores del difunto senador Dodd (más tarde, miembro del personal del Comité de Seguridad Interna del Senado), Dolph Droge y Sven Kramer, asistentes especiales de Nixon en Vietnam y Charles Stephens, un hombre rico e independiente de poco más de treinta años, que dedicó gran parte de su tiempo a promover políticas de guerra agresivas a través de grupos ad hoc de su propia creación en los campus universitarios de todo el país. En el otoño de 1969 y la primavera de 1970 trabajé cada vez más con la FLF.

Actividad Política Partidista 
En marzo de 1970, Salonen dejó la presidencia de FLF como resultado de un conflicto interno entre él y W. Farley Jones (entonces presidente de la Iglesia de Unificación en Estados Unidos). Salonen fue enviado a Colorado para calmarlo y a mí me nombraron presidente de la FLF. No fue sino hasta un año después que descubrí que mi repentino ascenso, pasando por encima de mis superiores, fue el resultado de la convicción de los líderes de que podía “ser fácilmente controlado”, y que mi impecable apariencia estadounidense y elocuencia me convertirían en un representante ideal.

En mayo, Charles Stephens y yo, con el asesoramiento de David Martin, formamos un grupo político de presión llamado “Juventud Estadounidense por una Paz Justa” (American Youth for A Just Peace, AYJP). Llamé a miembros de la Iglesia de la Unificación de todo el país para ayudar en una campaña de presión en defensa de la invasión de Camboya por Nixon y contra los proyectos de ley McGovern-Hatfield y Cooper-Church para limitar la participación estadounidense. Publicamos varios anuncios de página completa en el Washington Star y el Washington Post, defendiendo la ayuda militar a Camboya, firmados con mi nombre como presidente. Como resultado, la Embajada de Vietnam del Sur invitó a los miembros de JEPJ a una gira VIP por Vietnam. Ocho miembros de la Iglesia de la Unificación, Stephens con dos de sus asociados y yo volamos a Vietnam el 22 de agosto de 1970, para una visita de diez días que culminó con una cena con el presidente de Vietnam del Sur, Thieu, en el Palacio Presidencial de Saigón. Mientras estuvimos en Saigón, el gobierno camboyano nos invitó a visitar Camboya. Pasamos cinco días allí. El general Lon Nol nos concedió una audiencia.

Aparecimos en la televisión nacional CBS en las noticias de la noche. Walter Cronkite transportó a la audiencia en su hogar en los EE.UU. a nuestro grupo cavando una zanja de protección alrededor del perímetro de Phnom Penh. Con la pala en la mano, supliqué por más ayuda militar para Camboya en su lucha contra la agresión comunista. Recuerdo que el corresponsal de CBS me describió como portavoz de un grupo de jóvenes estadounidenses que habían venido al sudeste asiático para “descubrir los hechos”. El gobierno de Vietnam del Sur pagó nuestros boletos de avión de ida y vuelta con el acuerdo explícito de que usaríamos la información que recopilamos para luchar contra el Movimiento de Paz en los campus de EE.UU. y generar apoyo para la guerra. Nos dieron un tratamiento real. En cada parada se desplegaba la alfombra roja. En Camboya, cuando bajamos del avión, había varios miles de personas esperando en el aeropuerto para saludarnos. Una doble fila de 100 niñas de la escuela sostenía rosas rojas. Me sentí como Lord Jim.

Dejamos Camboya y volamos a Japón para visitar la Iglesia de Unificación Japonesa y participar en la cuarta conferencia anual de la Liga Mundial Anticomunista (WACL) celebrada en Kioto. A esto siguió una concentración masiva de 25,000 personas en Tokio en el Palacio de Deportes de Budokan. Esta conferencia fue patrocinada por la Federación Internacional para la Victoria sobre el Comunismo, el brazo político de la Iglesia de Unificación Japonesa. Asistieron delegados de 53 naciones. El delegado estadounidense fue el senador Strom Thurmond y el presidente honorario de la conferencia fue un destacado industrial japonés, Ryoichi Sasakawa.


De izquierda a derecha: Won-bok Choi (una ‘segunda esposa’ de Moon), Hak Ja Han, Sun Myung Moon, Ryoichi Sasakawa, desconocido, Hyo-won Eu (quien escribió el Principio Divino de 1957 y fue el principal conferencista y organizador de la IU en Corea a finales de los años 50 y 60) y Osami Kuboki (líder de la IU de Japón) en el aeropuerto de Gimpo, Seúl.

Conociendo al Shogun 
Sasakawa fue un líder juvenil fascista en la década de 1930. La Iglesia de la Unificación japonesa nos dijo con orgullo que Sasakawa había ayudado a crear el programa japonés Kamikaze y que había sido fundamental en el pacto Hitler-Tojo. A finales de la Segunda Guerra Mundial, Sasakawa fue condenado como un criminal de guerra de clase A pasando varios años en la cárcel. En 1975 era presidente de 13 grandes corporaciones japonesas, incluyendo el astillero más grande de Japón. También es jefe de todas las escuelas de karate japonesas. Sasakawa, en una visita a la Iglesia de la Unificación de Corea, dijo a los miembros de la iglesia que él era “el perro del Sr. Moon”.

Después de la Conferencia WACL, visitamos los centros de la Iglesia de la Unificación en Japón. Quedamos sorprendidos. En ese momento había aproximadamente 3.000 jóvenes seguidores dedicados que vivían en centros eclesiásticos de 20 a 100 miembros en todo Japón. El setenta por ciento de ellos estaban involucrados en la recaudación de fondos con la venta de flores en las esquinas de las calles 14 horas al día. Los miembros de menor rango vivían a dieta de arroz y cortezas de pan. Los centros eclesiásticos generalmente constaban de dos salas grandes con varias salas más pequeñas adyacentes. Las grandes habitaciones servían como dormitorios separados para hombres y mujeres. En una de las habitaciones más grandes, dormirían entre 10 y 50 personas en tatamis. El líder del centro tenía una habitación para él solo. El ambiente en estos centros era de una rigurosa disciplina militar y abnegación. Todas las virtudes marciales japonesas eran aprovechadas y enfocadas en la formación de una psique grupal cuyo único objetivo era exaltar a Moon.

A Los Pies de “El Maestro”


“El Maestro” Sun Myung Moon

Después de 17 días en Japón, siete de nosotros volamos a Corea para encontrarnos con Moon y visitar la Iglesia de la Unificación coreana. Nos alojaron en el dormitorio de uno de los centros de entrenamiento anticomunista de Moon, cuyos muros resguardaban la fábrica de rifles de aire comprimido de la Iglesia de la Unificación, a aproximadamente una hora y media en coche de Seúl. Ahora, después de orar en su nombre durante 16 meses, finalmente iba a conocer al “Maestro”. Desde nuestra ventana en el dormitorio de entrenamiento anticomunista, vimos a Moon y su esposa acercase por el campo de lodo seco que separa el dormitorio y la fábrica de rifles de aire. Salimos corriendo del edificio y corrimos a través del patio fangoso para saludarlos. Vi a un hombre corpulento y de cabello oscuro cuyas entradas acentuaban una frente ya amplia. Llevaba una túnica blanca y pantalones oscuros. Tenía el mismo aspecto que en las fotos, pero más envejecido y con más peso. Sus movimientos disciplinados y su cuerpo compacto transmitían una sensación de poder envolvente. Moon nos estrechó la mano a cada uno de nosotros con una amplia sonrisa. Vi cuando se volvió de lado frente a mí, un gran trozo de cera roja en la oreja derecha. Atesoro esta excrecencia como un signo de su humanidad. (quizás un era un tapón para los oídos)


Una fábrica de armas propiedad de la Iglesia de la Unificación en Corea, probablemente en la década de 1970.

Mi Misión 
En el mes de octubre, durante mi visita a Corea, tuve una audiencia privada con Moon. Me llevaron a una sala adyacente a sus habitaciones privadas sobre el edificio principal de la iglesia en Seúl. Nos sentamos uno frente al otro en una alfombra lisa separada por una mesa lacada en negro con las incrustaciones de dos dragones de nácar finamente trabajados. Durante una hora me instruyó sobre varios asuntos. La única interrupción fue la llegada de un mensajero, un hombre coreano de unos cuarenta años que se postró a los pies de Moon antes de dirigirse al “Maestro”. Moon me dijo: “Tienes una gran responsabilidad. Tu tarea es iniciar la labor de poner a la comunidad académica en Estados Unidos de mi lado”. Además dijo: “La lealtad de la comunidad académica es una clave vital en mi plan para restaurar el mundo. Dado que las universidades tienen el dominio para certificar todas las profesiones y es donde los jóvenes estadounidenses forman sus valores y trayectorias, debemos forjar un camino para influir y finalmente controlar los campus estadounidenses”.

Moon puso la Iglesia japonesa como un ejemplo del verdadero patrón a seguir para servir al Mesías. Su intención era avergonzarnos e inculcar en nosotros un fervor y un celo mayor; su táctica fue en gran medida exitosa. La relativa impotencia de la iglesia estadounidense en comparación con la militancia, el poder y la organización de la Iglesia de la Unificación japonesa era una fuente de humillación para todos nosotros. Moon nos dijo que no podía venir a Estados Unidos hasta que hubiéramos aumentado significativamente el número de miembros, demostrado un mayor nivel de sacrificio personal y logrado una mayor unidad organizativa. A nuestro regreso a los EE.UU. trajimos indicios de la futura trayectoria del movimiento en Estados Unidos.

Regresé a los Estados Unidos el 6 de octubre de 1970, a tiempo para una conferencia de prensa matutina con el copresidente de AYJP, Charles Stephens. Entre octubre y diciembre, Stephens y yo hablamos con grupos cívicos en Washington, publicamos un tabloide cada dos semanas para congresistas y senadores, e hicimos todo lo posible para influir en el capitolio de la nación. AYJP fue atendido en su totalidad por miembros de la Iglesia de la Unificación.

En noviembre de 1970, W. Farley Jones y Neil Salonen regresaron de Corea, donde fueron “bendecidos” por Moon en una ceremonia matrimonial masiva. La doctrina de la Iglesia de la Unificación establece que el matrimonio es sólo para las personas que han alcanzado la perfección y que el matrimonio oficiado por Moon es el instrumento a través del cual el hombre caído es injertado nuevamente en el árbol de la vida. (La revelación de Moon no omite ningún detalle y no deja nada a la imaginación. Su rigurosa ortodoxia incluso prescribe las posiciones exactas para la consumación del matrimonio.) Cuando W. Farley Jones regresó a los Estados Unidos, le informaron que yo había mostrado un interés romántico en una mujer miembro de la Iglesia de la Unificación. Cualquier apego de este tipo que no haya sido aprobado directamente por Moon se considera un signo de debilidad y una manifestación de “posesión satánica”.

Culpable por Acusación
Sin la oportunidad de enfrentar a mi acusador o de defender mis acciones, mi culpabilidad se estableció y se dictó una sentencia implícita. Mientras tanto, esta condena destruyó el prestigio que tenía como líder prometedor de la Iglesia, y me impidió continuar como Presidente de FLF. La Iglesia de la Unificación, que carece de una comprensión filosófica o sacramental del perdón, emplea la anulación de la personalidad y la culpa a través de la sugestión como herramientas poderosas para imponer la obediencia. Este incidente no fue un caso especial. Es un ejemplo de la política de la Iglesia. Salonen, resucitado y rehabilitado de Colorado y “bendecido” por Moon, ahora estaba en condiciones de reasumir la Presidencia de FLF.

En enero de 1971, W. Farley Jones me envió al Programa de Entrenamiento de Nivel Dos como profesor anticomunista. Este fue el primero de una serie de programas de entrenamiento de la iglesia realizados en Washington D.C. a nivel nacional.

En diciembre de 1971, Moon llegó a los EE.UU. para tomar el control directo de la Iglesia de Unificación estadounidense. Todos los ingresos se colectivizaron de inmediato. Se suspendieron los trabajos externos. Ser miembro de la Iglesia se convirtió en un trabajo a tiempo completo, cuya única recompensa material era alojamiento y comida. En esta etapa, Moon estableció la Cruzada de un Solo Mundo, proyectada como un movimiento juvenil de renacimiento cristiano. De hecho, fue una maniobra inteligente para reclutar más gente en la Iglesia de Unificación.

Moon designó a Travis Jones para comenzar a formar un centro en el campus de la Universidad de Maryland en College Park. En enero de 1972, varios de nosotros nos unimos a Travis en College Park. Allí nos dejaron por nuestra cuenta. En junio habíamos ganado 12 nuevos miembros, con un total de 21. Eufóricos por este éxito e impulsados ​​por el trabajo de 15 recaudadores de fondos a tiempo completo, compramos una propiedad en Upper Marlboro, Maryland. El pasado enero habíamos comenzado una fábrica de velas para recaudar dinero para mantenernos a nosotros mismos y promover el trabajo de la Iglesia de la Unificación. A principios de marzo de 1972 comenzamos a entregar velas a los centros eclesiásticos de la costa este. Las iglesias vendieron las velas con una ganancia del 400%.


La finca Belvedere cerca de Nueva York

En agosto, toda la Iglesia de la Unificación comenzó a recaudar 294.000 dólares para el pago inicial de “Belvedere”, una propiedad de 800.000 dólares en Tarrytown, Nueva York. Este dinero fue recaudado por jóvenes que vendían velas y flores 16 horas al día comiendo sándwiches de mantequilla de maní y mermelada y sopa de pollo: sacrificio por el Maestro. Por nuestra parte, en Upper Marlboro, trabajamos tres turnos las 24 horas del día durante 40 días, produjimos 200.000 velas por la causa. El pago inicial se realizó. Moon dijo: “El cielo me dio esta casa”. Belvedere fue la residencia privada de Moon hasta que en un año se compró una propiedad vecina que costó 600.000 dólares

Un año después, en marzo de 1973, en Upper Marlboro, comenzamos a tener serias dudas sobre la afirmación de Moon de ser el “Mesías” y sobre sus métodos autocráticos. Ese mes, Travis Jones, quien había sido pionero en el trabajo en Maryland, fue relevado arbitrariamente de sus responsabilidades y enviado a Belvedere para ser reprogramado. Me nombraron Comandante de la Cruzada Mundial de Maryland, es decir, jefe de la Iglesia de la Unificación en el estado. Los informes de Travis desde el estado de Nueva York eran desalentadores.

Lavado de Cerebro: Vistazo a la Tierra Prometida 
(Programa de capacitación de 100 días en Tarrytown)
El programa de capacitación en Belvedere tenía como objetivo romper la identidad del individuo sometiéndolo a un programa agotador tanto emocional como físico de conferencias repetitivas, ejercicio y abordaje de puerta en puerta. Los reclutas eran acuartelados en grandes habitaciones en literas militares con poca o ninguna privacidad. Se aconsejaba a los hombres que se cortaran el pelo. Los bigotes y las barbas eran impensables. El escenario parecía una réplica de un campamento de entrenamiento de la Marina. La reestructuración del ego del recluta se basaba en la teología de Moon que proyecta la fe absoluta en Moon como el elemento esencial de una personalidad “restaurada”, la cual ataca la validez de la conciencia individual. Niega explícitamente la capacidad del individuo para tomar decisiones existenciales moralmente responsables. En algún punto de la línea de la teología, el amor a Dios se traduce en obediencia ciega a Moon y a sus representantes en la cadena jerárquica. Finalmente, uno queda sometido a Moon como la única respuesta a la condición de parálisis moral del hombre caído.

De rodillas ante El Maestro 
Durante la gira de Travis en Belvedere y durante mis visitas allí durante la primavera y el verano, nuestras dudas sobre Moon y la Iglesia de la Unificación se cristalizaron en una serie de macabras demostraciones de la relación esencialmente psicópata de Moon con sus seguidores. Poco después de la reubicación de Travis en Belvedere, Moon habló en un servicio religioso dominical en la sede nacional en el número 1611 de la calle Upshur en Washington D.C. Todo el grupo de Maryland estaba allí. Como Comandante de la Cruzada de un Solo Mundo de Maryland, me asignaron un asiento privilegiado en la primera fila junto al presidente de la Iglesia de la Unificación, Neil Salonen. Durante sus alocuciones, Moon me dio palmadas en el hombro varias veces. Cuando terminó su discurso, me hizo un gesto hacia adelante y me pidió que me arrodillara frente a la congregación. Pensé que me iba a pedir que confesara mis pecados públicamente. Cuando me arrodillé, me dio una patada en el trasero y luego le preguntó al público si lo seguirían si los trataba así. La respuesta inmediata fue un ensordecedor “sí” con los puños cerrados elevados hacia el techo.

Travis me contó un incidente similar que tuvo lugar mientras estaba en Belvedere. Frente a todo el grupo de entrenamiento de 70 jóvenes conversos, Moon golpeó a Young-Whi Kim, presidente de la Iglesia de Unificación de Corea, en el trasero con un bastón de madera con tal fuerza que el bastón se partió por la mitad. En Belvedere, Moon también dirigió directamente los “Juegos de guerra” en los que los comandantes y representantes estatales de la Cruzada de un Solo Mundo participaron en una variante masiva de tira y afloja. Dos equipos de 50 personas tratarían de arrastrarse mutuamente a través de una línea determinada y retroceder 36,576 metros hasta el “campo de prisioneros”. Moon estaba parado en la punta de una roca a lo largo de la línea. Después de una señal de Moon, los equipos arremeterían a través de la línea y participarían en una batalla sin límites para someter y capturar a sus adversarios.

Travis vio a un tipo con un brazo facturado, a otra persona con una clavícula dislocada y narices ensangrentadas por todos lados. Moon lleva a cabo estos juegos entre diferentes grupos étnicos para estimular la competencia y reforzar el sentimiento de orgullo por la victoria y la vergüenza por la derrota. Recuerdo un día en Belvedere en mayo de 1973 durante una conferencia de liderazgo, Moon acababa de terminar un breve discurso y luego hizo preguntas generales. Me puse de pie para dirigirme a él. Dije, “como Comandante de la Cruzada Mundial, frecuentemente encuentro el problema de la homosexualidad entre nuestros hombres”. Le pregunté si había algo que pudiéramos hacer para ayudar a estas personas. Él respondió: “Dígales que si realmente se convierte en un problema cortárselo, asarlo a la parrilla, ponerlo en una caja de zapatos y enviármelo”. El público rio a carcajadas.

El verano de 1973 teníamos tres centros en Maryland: uno en Upper Marlboro, uno en College Park y uno en Towson, un suburbio de Baltimore. Teníamos aproximadamente 35 miembros. A fines del verano comenzamos a prepararnos para la gira de conferencias del Día de la Esperanza de Moon que se inauguró en Baltimore en la primera semana de octubre. Llenamos la ciudad con vallas publicitarias. Volamos un avión sobre el desfile del Día de Colón. Organizamos una reunión para Moon con Sol Orlinsky, presidente del ayuntamiento de Baltimore. Alquilamos el teatro Lyric por tres días para sus discursos. Con la ayuda de dos flotas internacionales de autobuses compuestos por miembros de la Iglesia de la Unificación de Japón, Inglaterra, Alemania, Francia y Holanda, vendimos miles de boletos para sus discursos. La noche del 6 de octubre celebramos una cena ceremonial en el Baltimore Hilton. Líderes políticos, empresariales y sociales asistieron a la cena. En la cena, se recibieron y leyeron telegramas de aliento y apoyo del cardenal Shehan y de Theodore Roosevelt McKeldin, ex alcalde de Baltimore y ex gobernador del estado de Maryland, respectivamente. Toda nuestra fanfarria no sirvió de mucho. No más de 350 personas asistieron a las conferencias de Moon en el teatro Lyric.

Catador Imperial de alimentos de la Cónyuge Real
En la cena, los miembros de mayor rango de la guardia del palacio y yo estábamos armados con porras ocultas para proteger al Sr. Moon. Me senté en la mesa principal a la izquierda de la Sra. Moon. Me dieron instrucciones de cambiar todos mis platos de comida con los de ella. Además de mis otros títulos, por fin me habían elevado a la posición eminente de catador imperial para la consorte real.

Mientras tanto, Travis Jones había sido enviado a Luisiana para ser el Comandante de la Cruzada de un Solo Mundo allí y para prepararse para el “Día de la Esperanza” en Nueva Orleans. Un grupo de nosotros de Upper Marlboro visitó a Travis en Nueva Orleans poco después de las apariciones de Moon. Travis estaba angustiado por la dirección que estaban tomando los acontecimientos en la iglesia. Estuvimos de acuerdo en su desilusión.

Regresamos a Upper Marlboro a fines de noviembre para encontrar al “Doctor”, Joseph Sheftick, un quiropráctico sin licencia, cuyo título académico le fue otorgado por Moon, había sido enviado a Upper Marlboro para diagnosticar la situación y ver si era necesario tomar acciones. Sheftick sintió que el pronóstico era bueno, siempre que los cuatro líderes en Upper Marlboro fueran removidos. Le aseguró a Moon que los miembros ordinarios le seguirían siendo leales.

En los días que siguieron, 26 miembros de la Iglesia de nuestro grupo en Maryland repudiaron a Moon y sus enseñanzas. A mediados de diciembre, Moon hizo publicar varios anuncios de periódico a página completa en el New York Times y otros periódicos importantes exhortando al pueblo estadounidense a perdonar al presidente Nixon antes de que se emitiera una acusación o se estableciera la culpa. Eso nos llevó a la decisión de abandonar la iglesia. A principios de otoño, Moon había rechazado la idea de apoyar públicamente al presidente Nixon; pero durante una visita de dos semanas a Japón y Corea, cambió de parecer. A su regreso a los Estados Unidos, anunció públicamente que Dios le había ordenado que perdonara al presidente Nixon.

Sombras del Gran Inquisidor 
El Perdón a través de la Asunción al Poder 
Le escribimos una carta a Moon explicándole por qué ya no podíamos ser parte de su iglesia. Moon nos respondió a través del coronel Bo Hi Pak, presidente de la Fundación Cultural y de Libertad de Corea. Nos invitó a mí y a otros líderes en Maryland a venir a Belvedere de vacaciones seguidas de un nuevo entrenamiento, después del cual se nos otorgarían “puestos de mayor poder y autoridad”. Nos negamos. Fue un momento extremadamente difícil para todos nosotros. Algunos regresaron a la escuela, algunos con sus familias. Aproximadamente 12 de los que se fueron con nosotros hoy viven y trabajan con una comunidad cristiana pacifista.

Fue la decisión unánime de los tres centros vender todos los bienes inmuebles y liquidar todos los activos y dar las ganancias a las organizaciones benéficas cristianas autenticas. Desafortunadamente no pudimos llevarlo a cabo, porque la Iglesia de la Unificación entabló una demanda contra nosotros. Alegaron que les habíamos robado las tierras y las propiedades. En una audiencia previa al juicio, el juez desestimó el caso. Dijo que parecía recordar algo en la Biblia que prohíbe a los cristianos demandarse unos a otros o a cualquier otra persona, para el caso. Aparentemente, el Sr. Moon no se deja influir por esta tradición, ya que las demandas jurídicas parecen figurar prominentemente en su plan para restaurar el mundo.

Han pasado 27 años desde que dejé la Iglesia de la Unificación. El tiempo y la distancia me han brindado la oportunidad de examinar y reflexionar sobre mi estancia con Moon. La literatura y mitología me proporcionan los parámetros dentro de los cuales intento asimilar y resolver las grotescas variables de esta oscura Odisea. En de la literatura y el mito me encuentro a mí mismo en la persona del joven inocente, orgulloso, ciego, recto e idealista. Igualmente encuentro al tipo de Moon, celoso Prometeico cuyos sueños paranoicos de grandeza se convierten en el altar donde miles de almas son sacrificados camino a Xanadu.

El Capitán Ahab del Protestantismo del siglo XX 
A menudo pienso en mis años de servicio a Moon como un ejemplo, una instancia del viaje de Ismael con el Capitán Ahab a bordo del Pequod en busca de la Ballena Blanca. Para mí, Moon es el Capitán Ahab del protestantismo del siglo XX, un titán cuyos agitados puños llenos de arrogancia nos harían tomar la justicia por nuestras propias manos enviándonos a todos tras la ballena blanca. En la mitología, esta experiencia se presta a analogías con el viaje del Héroe al Inframundo, donde debe vencer o burlar a las fuerzas de la oscuridad para ganarse el derecho de volver al mundo de la luz.

La doctrina de la Iglesia de Unificación establece que los que siguen a Moon son los elegidos. Desde ese punto de vista, se ven a sí mismos no tanto como los sirvientes de la humanidad, sino más bien como los arquitectos de la historia. Hombres que han sido llamados a salir de las masas anónimas para ayudar al mesías a sentar las bases para el milenio. Creen que, como los elegidos, están por encima de la ley. Al igual que Raskolnikov en Crimen y castigo de Dostoievski, han llegado a la conclusión humillante y exaltante de que son más valiosos para Dios, para la historia y el futuro, que otras personas.

La historia está llena de personas cuyo deseo de reformarse los ha llevado a aceptar la filosofía del superhombre en hombres como Hitler y Moon. Los frutos de esta variedad de titanismo psicológico y político son siempre catastróficos. Moon es un producto desafortunado y formidable de la incapacidad del mundo occidental para vivir dentro de sus tradiciones judeocristianas.

En nombre del Segundo Advenimiento y respaldado por la autoridad de la profecía apocalíptica cristiana, Moon promete restaurar el mundo a un estado de paz y armonía esencialmente a través del uso del poder. Jesús repudió el uso de la fuerza. Moon, quien afirma cumplir las promesas del cristianismo, está resucitando la realeza divina a la escala de los faraones del antiguo Egipto. Predica la selección genética y practica la magia empática.

Salido del Abismo 
La luz del día de este mundo al que he vuelto después de mi estancia en el abismo mesiánico no siempre es clara o cómoda pero me regocijo en saber que no obstante el camino que yo escoja, mi conciencia nunca será presa de otro hombre.

Fin

My Four and One Half Years with The Lord of The Flies


Información en español:

Video: La secta Moon

http://html.rincondelvago.com/secta-moon.html

Teología de Sun Myung Moon para sus rituales sexuales

Sun Myung Moon fue excomulgado en 1948

Moon y estudiante de Ewha – escándalo sexual en 1955

Transcripción del video de la Tragedia de Las Seis Marías

Transcripción del video de Sam Park 2014

Nansook Hong entrevistada

‘A la sombra de los Moon’ por Nansook Hong

Una mujer japonesa fue reclutada por la Federación de Familias y luego vendida a un granjero coreano

Actividades de la Secta Moon en países de habla hispana

‘El Imperio Moon’ por Jean-François Boyer

Mis Cuatro Años y Medio con el Señor de las Moscas


Shamanism is at the heart of Sun Myung Moon’s church


La “Iglesia de la Unificación” (ahora conocida como la “Federación de Familias para la Paz y la Unificación Mundial, 1996”) o Secta Moon es una secta fundada por el coreano Sun Myung Moon que se esconde detrás de varios nombre y organizaciones de fachada, como el de “Federación de la Mujer para la Paz Mundial, WFWP (1982)”, “La Federación para la Paz Universal, UPF (2005)”, “Asociación Internacional de Parlamentarios por la Paz, IAPP (2016)”, Asociación para la Unificación del Cristianismo Mundial, AUCM”, “CAUSA”, “La Asociación del Espíritu Santo para la Unificación del Cristianismo Mundial, HSA-UWC (1954)”, “La Federación Interreligiosa e Internacional para la Paz Mundial, IIFWP (1999)”, “Federación Interreligiosa para la Paz Mundial, IRFWP (1991)”, “La Cumbre del Consejo para la Paz Mundial, (1987)”, “Alianza de Amor Puro, PLA (1995)”, “Federación Internacional para la Victoria sobre el Comunismo, IFVOC” y el “Movimiento Universitario para la Búsqueda de los Valores Absolutos, CARP”, entre otros.